Siempre preferí el helado tutii frutti

Share Button

Rodolfo Carmona

Cuánto me hubiera gustado decirle a Ingrid Bergman aquello de “Siempre nos quedará París”. O decir socarronamente como Clark Gable en Mogambo “¿Quiere usted que lo olvide?” al preguntarle la edad al personaje interpretado por Grace Kelly. Lo hubiera dado todo por ser John Wayne en la última escena de Centauros del desierto y, fuera todas las caretas, ser Danny Zuko besando a Sandy Olsson en Grease.
Los clásicos del cine tienen una capacidad de seducción innegable, son capaces de elevar nuestros anhelos por encima de los rigores de las rutinas cotidianas y llevarlos al lugar donde los sueños son posibles. Como aquellas fantasías que en un cine de verano de los de antaño compartíamos junto al primer amor y los púberes besos fruto del deseo y la inocencia. ¡Ah! ¡El deseo y la inocencia! Supongo que lo entenderán, pero no llega a tan altas cotas nuestro aprendiz de Chapaprieta…
Leer al señor Albadalejo rebaja un tanto la seducción, he querido ser generoso, y tiene mucha menos épica que los grandes mitos del séptimo arte.
Y sin embargo, las consecuencias de vivir en el pasado sin terminar de aceptar la pérdida del gobierno municipal, aferrándose como un náufrago al madero a la deriva de una moción de censura que nunca acaba de llegar, sin darse cuenta de que el viento sopló sobre Tara y el partido popular de Torrevieja, le confiere un aire “Fin de siècle”, como un personaje de Lampedusa en El Gatopardo que me resulta interesante desde un punto de vista sociológico. Lo achaco, más que a su bonhomía, a la deformación profesional. Daños colaterales de mi actual paso por la Facultad de Sociología.
Leer a Joaquín Albaladejo, decía, no deja de producirme un profundo desasosiego, como escuchar a Falete por habaneras, como un “palomas pá tós” desabrido e insincero, sobretodo impostado. Porque tanta mala hostia no puede ser verdadera.
Un desasosiego que solo me lo alivia el helado Tutii Frutii y ver una vez más los ojos insondables y violetas de Elizabeth Taylor en Gigantes.
Y no dejo de reconocerle cierta habilidad a la hora de juntar letras. Sería un magnífico escritor de necrológicas o esquelas en diarios de tirada nacional, pero lo cierto es que en su mejor versión no supera nunca la charlotada repetitiva de tópicos felizmente sobrepasados. Y en algunos casos se queda en lo que por estos lares definimos con acierto “tontás y cagás”, en lo que a análisis político se refiere.
Es, para explicarme mejor, como ver a Bogart en pantalla grande enfundado en un esmoquin blanco y en chanclas color amarillo fluorescente. Se nos rompería el mito. Pues eso. Lo cierto es que el cuento político de Joaquín Albadalejo y del PP hace mucho tiempo que se nos rompió entre el cemento y los ladrillos de la burbuja inmobiliaria y las cartas de amor a un preso que nunca se fue del todo.

Share Button

El PSOE local que necesitamos

Share Button

Rodolfo Carmona

Un nuevo equipo tomará las riendas de la agrupación local en los próximos meses, confiemos que lejos de personalismos cainitas del pasado que son siempre garantía de viajes a ninguna parte. Dando lugar, si aceptan todas las partes la regla insoslayable de la generosidad con la agrupación local, a una transición tranquila que en contadas ocasiones se ha producido en el partido socialista local. Y ya va siendo hora que lo sea. De ahí debe surgir un proyecto sólido para Torrevieja, un proyecto que centre sus esfuerzos en los hombres y mujeres de esta ciudad. Que tenga en la política social el eje fundamental de su horizonte político. No habremos aprendido nada del pasado sino asumimos que las ambiciones individuales deben dejar paso al bien colectivo, aquel que nos situe a la cabeza del Gobierno municipal. Construyendo partido y construyendo ciudad. Lejos del oscurantismo y de los peligros de Narciso, fomentando la participación de la militancia y la ciudadanía como premisa básica de nuestra actuación política.

No hay mirlos blancos ocultos a los ojos inexpertos sino equipos fuertes y equilibrados, no hay gurús de augurios infalibles sino trabajo calle a calle, vecino a vecino. Muchos y variados retos tenemos por delante la gran familia socialista de Torrevieja. La experiencia acumulada en este mandato debe ponerse en valor. Aprender de los errores cometidos, también. Volver a ilusionar al militante, simpatizantes y a la ciudadanía en general, hacer del partido socialista nuevamente un reflejo de las ilusiones de todo un pueblo. Sin una nueva hornada de militantes que se sumen al proyecto, capaces de convertirse en catalizadores y altavoz en la calle del discurso y proyectos del partido poco margen hay. Volver a conectar mayoritariamente a la ciudadanía con un partido socialista renovado y vigorizado tras el espíritu de Xirivella y que culminó con la reelección de Pedro Sánchez como secretario general. Alejados de los evidentes peligros de la endogamia castradora y abiertos al talento que hay dentro y fuera del partido. La clave será no caer en la tentación de generar un grupo a imagen y semejanza de un líder sino todo lo contrario. Un o una dirigente capaz de crear nuevos consensos, nuevas alianzas, nuevas mayorías. En definitiva, saber generar primero espacios para la libertad, la participación y la esperanza en el partido como punta de lanza para generarlos, después, en la sociedad de la que formamos parte. Tenemos por delante el reto de un nuevo mandato municipal, en el que será clave contar con personas de perfil negociador y concitadores de apoyos transversales. Hombres y mujeres que reflejen la realidad social y multicultural que conforman nuestra ciudad. Pero que aunen la peculiar idiosincrasia torrevejense. Pasar de ser alternativa de gobierno en coalición a partido de gobierno debiera ser el principal objetivo. El caso de Xàbia y José Chulvi es un excelente espejo donde reflejarnos.

El ejercicio de la política no puede convertirse en un «black Friday» de saldos y retales que ocultan con celofán y alharacas varias la vacuidad más absoluta, cuando no, la simple y llana ineptitud. No puede ser la camarilla del o la líder que haga del Fernando VII del momento, sin más función que la de figurar como belenes navideños ante la posibilidad de ir en la lista electoral como único objetivo para pillar las migajas que vayan cayendo al albur de una complicidad silente.

Necesitamos un partido unido en torno a un nuevo/a secretario/a general y al equipo de hombres y mujeres que este sea capaz de formar, aparcando las diferencias y arremangándonos para el trabajo duro que viene por delante.

En definitiva, hombres y mujeres comprometidos hasta las trancas con el partido socialista, con nuestra ciudad y con el futuro de ambos. La militancia y Torrevieja nos lo agradecerán.

Share Button

Javier Manzanares elegido miembro de la Ejecutiva Provincial del PSPV-PSOE

Share Button

Javier Manzanares, perteneciente a la agrupación socialista de Torrevieja, elegido miembro de la Ejecutiva Provincial del PSPV-PSOE, a cargo de la secretaría de Empleo y Autónomos.

Tras la celebración del 3º Congreso de los socialistas alicantinos en el que se proclamó Secretario General a José Chulvi, la agrupación del PSPV-PSOE de Torrevieja contará con la presencia de Javier Manzanares en la Ejecutiva Provincial, en la importante Secretaría de Empleo y Autónomos de la provincia de Alicante. Cabe resaltar que dicha Ejecutiva fue respaldada por el 80,6 de los votos.

José Chulvi demostró su confianza en la propuesta de los socialistas torrevejenses, poniendo en valor el trabajo que se está llevando a cabo en la agrupación socialista de Torrevieja.
#CongresPSPVAlacant #TorreviejaEnPositivo

Share Button

Los socialistas torrevejenses presentan enmiendas al decreto del plurilingüismo y eligen a los delegados que asistiran al 3º Congreso del PSPV-PSOE provincial.

Share Button

El pasado viernes 1 de diciembre en asamblea celebrada en la Casa del Pueblo de Torrevieja se aprobó las enmiendas al decreto de plurilingüismo presentadas por Ángel Sáez. Las enmiendas fueron fruto de las reuniones mantenidas por el secretario general y el militante Antonio Torres con la comunidad educativa y que concluyeron en la necesidad de hacer notar en el próximo congreso provincial.que el Valenciano debe estudiarse como asignatura en los pueblos de la Vega Baja en su mayoría castellano parlantes. Pero hay asignaturas como las matemáticas, en opinión de los ponentes de estas enmiendas, que no se deben impartirse en otro idioma que no sea el castellano en esta comarca. Los alumnos al terminar su educación consideraron los socialistas de Torrevieja que deben conocer en profundidad tanto el castellano como el valenciano y un idioma extranjero, como mínimo.

En otro orden de cosas, en dicha asamblea se eligieron los delegados de la Agrupación Local al 3º Congreso del PSPV-PSOE de la Provincia de Alicante y en el que se ratificará a José Chulvi como secretario general del mismo.

Los delegados designados fueron:

David Martínez Cordobés.
Elena Margarita Hernández Figueredo.
Rodolfo Carmona Rodríguez.
Fabiana Ibarra Lidón.
Ramón Martínez Costa.

Suplentes:
Ángel Sáez Martínez.
Cristina Taña López.
Javier Manzanares Solivelles.
Cintia Torres.
José Seva Barceló.

 

Share Button