Democracia de banderas; cuando la fuerza quiere imponer la razón.

Ayer la plaza Colón fue un escenario de colores rojos y amarillos, simbolizando para los presentes la unidad de España.

Para quien escribe, sin embargo, ha sido un escenario de azules, naranjas y verdes haciendo un flaco favor a la democracia y a la clase política Española, y no creo equivocarme si digo que es el sentir de la inmensa mayoría de la sociedad también. Para muestra la baja asistencia al acto.

Y digo un flaco favor a la democracia porque promueven justamente lo que dicen querer evitar, la división de los españoles, a través del llamamiento a la acción represiva frente a lo que debería primar en un político, el diálogo para la resolución de un conflicto tan grave como el que sufrimos con parte de Catalunia.

Desde el inicio del diálogo, Casado y Rivera han boicoteado las comisiones bilaterales, la recepción en Moncloa de un presidente autonómico, el Consejo de Ministros en Barcelona y cualquier intento de solución al conflicto territorial. El problema es que no quieren que haya diálogo porque su objetivo es incendiar Cataluña y la convivencia por un puñado de votos.

Dice Casado que la figura del relator es “lo más grave desde el 23F”. Ya no quieren acordarse de que bajo un gobierno del PP se rompió la legalidad constitucional en el Parlament, se celebraron dos referéndums ilegales para romper con España y se proclamó una declaración unilateral de independencia.

Un relator no es un mediador, y el PP debería saberlo. Ellos sí utilizaron mediadores, como Arriola, Rigol o el cardenal Omella, que se reunían de forma secreta para buscar una “salida política en Catalunia”. El problema de Cataluña hay que resolverlo, no incendiarlo echándole gasolina. ​Hacen falta menos pirómanos y más bomberos.

En mi retina quedará una vez más la foto de una derecha vieja, sin argumentos, sin ideas y más cerca de una dictadura que de una democracia. Deberían recordar que la función de un político es la de solucionar conflictos mediante el diálogo; la fuerza es el último recurso aplicable, no el primero.

PP, Ciudadanos y VOX  continúan dinamitando la convivencia y el diálogo sólo para beneficio propio, sin importar en lo más mínimo lo real y necesario: una España en la que cabemos todos.

Eduardo A. Castro López

Secretario de Redes sociales

PSPV-PSOE Torrevieja

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *