psoetorrevieja.es

Hacia dónde nos llevan

Una pregunta que preocupa y mucho si nos atrevemos a hacernos este planteo. La resolución del juicio de «la manada» nos deja una sensación de impotencia e indignación frente a una justicia «ajustada a derecho» pero claramente injusta. Con tantas interpretaciones que se pueden hacer de las leyes para «ajustarlas a derecho», la balanza pareciera inclinarse siempre más a una resolución injusta, pero justificable en términos legales.

Y la gente comienza a cansarse.

La imágen que deja este tipo de actuaciones es de sombras sobre nuestro sistema judicial y sus leyes, y debe ser una prioridad el modificarlas para que actuaciones como la de hoy sean de justicia y no ajustadas a derecho.

Y el gobierno no ayuda.

Todos los días tenemos casos de corrupción , prevaricación, abuso de los deberes de funcionario público, falsedad documental y una larga lista de etcéteras que se eternizan en los juzgados hasta que algunas prescriben y otras, muchas de ellas, salen con condenas irrisorias a personas que han hecho un grave daño a nuestra sociedad, mientras que a contrapartida otros sufren condenas extremas por hechos sensiblemente menos importantes que inclusive, en algunos casos, bastaría con una multa como condena suficiente en vez de tres años de prisión. Pero claro, son condenas «ajustadas a derecho» y nadie puede decir ni pío.

Ésa es la justicia que nos propone este gobierno, una justicia a su medida, armada desde los despachos y lo peor, a la vista de todos; todos hemos visto los movimientos de jueces que han hecho en causas que los perjudicaban y mucho, y lamentablemente todos nos imaginamos el tipo de condenas que se aplicarán en estos casos cuando, algún día, lleguen a fin.

Eso sí, «transparencia total y colaboración total con la justicia».

Me niego a no poder decir que me siento estafado, indefenso y humillado por las leyes y políticas que se vienen aplicando y que nos están llevando a un túnel cuya salida para la mayoría de nosotros está en un país tercermundista.

Desde mis abuelos se viene trabajando duro para dejarnos un país pujante, y en pocos años nos están robando el futuro y la ilusión, y vá siendo hora de decir basta a este despropósito.

Basta a la ley «ajustada a derecho», queremos una ley ajustada a la realidad.

Basta de violentar nuestro estado de bienestar, queremos justicia social para todos y sobre todo para los mayores, precursores del bienestar que supimos tener y nos están arrebatando.

Basta de tratarnos como ignorantes, hoy la ciudadanía es lo suficientemente madura como para aceptar sus errores pero no cargar con los de unos políticos ineptos y sin ninguna sensibilidad.

Basta de tomarnos como números de una ecuación, somos personas.

Basta de silenciarnos, pueden ignorar las protestas pero nunca podrán acallar las conciencias.

Basta, basta, basta.

 

            Eduardo A. Castro López

Secretario de redes PSPV-PSOE Torrevieja

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *